domingo, 28 de octubre de 2018

THELMA RITTER, New York, 1902 - 1969


El comentario de Thelma Ritter sobreimpreso en la foto se refiere al hecho de ser nominada en seis ocasiones para el Oscar a la mejor actriz de reparto, sin conseguirlo en ninguna ocasión. Es algo que ha ocurrido otras veces, aunque sólo se suelen recordar los casos de Deborah Kerr y Glenn Close, en el apartado de actriz protagonista, en idéntico número de ocasiones. A Ritter le sucedió en las siguientes películas: 
  1. 1950. All about Eve (Eva al desnudo), Joseph L. Mankievicz, 20th Century Fox. Ganó Josephine Hull por Harvey
  2. 1951. The mating season (Casado y con dos suegras), Mitchell Leisen, Paramount. Ganó Kim Hunter por Un tranvía llamado deseo
  3. 1952. Whit a song in my heart (Con una cancion en mi corazon), Walter Lang, 20th Century Fox. Ganó Gloria Grahame por The bad and the beautiful (Cautivos del mal).
  4. 1953. Pickup on south street (Manos peligrosas), Samuel Fuller, 20th Century Fox. Ganó Donna Reed por From here to eternity (De aquí a la eternidad), 20th Century Fox, Fred Zinneman. 
  5. 1959. Pillow talk (Confidencias a medianoche), Michael Gordon, Universal. Ganó Shelley Winters por El diario de Ana Frank
  6. 1962. Birdman of Alcatraz (El hombre de Alcatraz), John Frankenheimer, Norma-United Artist. Ganó Patty Duke por The miracle worker (El milagro de Ana Sullivan).
CONSIDERACIONES
Como es lo más habitual en las concesiones de galardones cinematográficos, en cualquiera de sus apartados y ocurra en Hollywood o en cualquier otro lugar, la Comedia no está entre los géneros preferidos por los votantes, que la consideran un género menor. Dramas, dramones, biografías de grandes personalidades, películas históricas o personajes con determinadas limitaciones físicas o mentales, son más susceptibles de impresionar a los jurados correspondientes. Aunque hay películas de muy difícil encasillamiento en un género concreto la comedia es, en mi opinión, el género más difícil, especialmente a nivel de interpretación. Son numerosas las películas dramáticas en las que un comediante nato -decidido a hacer un cambio de registro- es capaz de moverse con soltura y resultar convincente, haciéndonos olvidar que es un experto en un género muy distinto. Sin embargo, no es nada frecuente ver a un especialista en drama actuar con naturalidad en una comedia; se nota que intenta ser gracioso, ocurrente o simpático y no pasa de ser un mal imitador de otro que sí lo es (adivina quién).

En el listado anterior he añadido los nombres de las ganadoras y el título de las películas correspondientes de cada una de las nominaciones en las que Thelma Ritter no pasó de dama de honor, para que cada persona pueda sacar sus propias conclusiones. Debo confesar -y no sólo en el caso de ella- que en la mayoría de las ocasiones resulta muy difícil considerar una interpretación superior a las otras; pero hay veces que es claramente cuestionable, como en el caso de Josephine Hull, en Harvey, que tenía el principal papel femenino, de forma que no era el de actriz de reparto el apartado en el que debía haber sido nominada. Cierto es, sin embargo, que cuando una película está hecha para el exclusivo lucimiento de un o una protagonista, todos los demás componentes del reparto se convierten automáticanebte en intérpretes de soporte.

En el caso de Thelma Ritter, la lista de nominaciones que no tuvieron el galardón correspondiente es más amplia y se deben añadir: tres veces en los Golden Globe, una vez en los Emmy y cinco en los Premios Laurel. Fue en el teatro en donde la nominación se vió confirmada con el galardón: el Premio Tony de 1957 como mejor actriz en Musical, compartido con Gwen Verdon, por New girl in town. No es de extrañar, pues, que Ritter se sintiera quince veces como la dama de honor perpetua y sólo una como la novia... Hay que puntualizar que de las seis nominaciones no todas se pueden clasificar como comedias, aunque si fueron dramas todas las premiadas.

En el reparto y en el equipo técnico y artístico aparece el actor, 
coreógrafo y director Bob Fosse, que dejó la interpretación 
(Mi hermana Elena), para centrarse en su labor como director 
en cine y teatro que culminaría en películas como Cabaret.
  Una buena prueba de la amplitud de registros de Thelma Ritter.



Thelma Ritter empezó su carrera como actriz de teatro aficionado. Durante la  la primera mitad de los años 1920s de forma profesional, pero tras casarse en 1927 y tener dos hijos, Mónica y Joseph, decidió abandonar la interpretación para centrarse en su familia, hasta que en 1947 decidió regresar, ya como actriz de carácter. En sus tres primeras películas apareció sin acreditación, algo que resulta difícil de entender porque sus papeles, aunque breves, merecían ser reconocidas. Sin embargo, no es de extrañar porque en la época de los Grandes Estudios las acreditaciones de quiénes habían intervenido en la realización de una película -especialmente en los apartados de guionistas  e intérpretes-, eran difíciles de entender incluso para los propios interesados, que podían llevarse la sorpresa de no aparecer en los créditos mientras aparecían otras personas que habían hecho un trabajo menor o incluso insignificante. Las películas en cuestión fueron:
Carta a tres esposas

Miracle on 34th street
Miracle on 34th street, George Seaton, 20th Century Fox, con un larguísimo cast de intépretes sin acreditación, algunos de ellos, como Mae Marsh (coprotagonista de El nacimiento de una nación e Intolerancia con Lillian Gish) y Snub Pollard, de larga  y reconocida trayectoria años atrás. 
Call northside 777, Henry Hathaway, 20th Century Fox
A letter to three wives (Carta a tres esposas), Joseph L. Manwkiewics. En este caso, tampoco tuvieron acreditación en el cast, Mae Marsh  y Celeste Holm.

No pasaron desapercibidas sus breves intervenciones y sus siguientes papeles ya estuvieron acreditados. 

En 1950, con All about Eve, ella y Celeste Holm, sin acreditación en Carta a tres esposas un año antes, tuvieron papeles de importancia y fueron nominadas en el apartado de Actriz de reparto. En los carteles de Eva al desnudo todavía no aparece su nombre (sí, Holm), pero en las dos películas rodadas ese mismo año, Perfect strangers y I'll get by ya aparece.
All about Eve
A partir del éxito de Eva al desnudo su nombre aparece  
en los carteles a continuación de los protagonistas. 
Con The mating season llega la 2ª nominación

En los dos años siguientes hace cuatro películas y recibe dos nuevas nominaciones. Pickup on south street le fue encargada al director Samuel Fuller por el productor Darryl F. Zanuck. Fuller rechazó para el papel protagonista femenino a Shelley Winters, Ava Gardner y Betty Gable, eligiendo a Jean Peters. Thelma Ritter, que tiene un papel decisivo en la trama, canta y tararea diversas partes de la canción Mam'selle, que posteriormente fue grabada por diversos cantantes, entre ellos Frank Sinatra. La película tuvo grandes problemas con la censura por sus escenas de violencia y tuvo la oposición frontal del director del FBI, J. Edgard Hoover, que se llegó a reunir con Zanuck, que desoyó sus peticiones y apoyó a Fuller. La película participó en el Festival de Cine de Venecia y fue nominada al León de Oro, pero el premio quedó desierto.




Una película de 1951, As young as you feel es un claro ejemplo de los cambios en la cotización de un actor o de una actriz: Thelma Ritter tiene el principal papel femenino, Constance Bennett -una destacada actriz durante los 30s y 40s- aparece en un papel secundario y una promesa, Marilyn Monroe, que no terminaba de cuajar después de cuatro años de pequeños papeles, estaba a punto de dar el salto definitivo al estrellato.

El reconocimiento a su labor como actriz de múltiples registros se extendió a la TV, en donde intervino como estrella invitada en diversas series, más temáticas que de personajes y tema fijo, lo cual le permitió no encasillarse en un personaje concreto.


 Thelma Ritter, acerca de Alfred Hitchcock: 
"Si le gustaba lo que hacías, no decía nada, pero 
si no le gustaba (tampoco, pero) parecía que iba a vomitar."

Durante la segunda mitad de los 50s y el principio de los 60s intervino en algunas películas que hoy forman parte de la historia del cine y en las que fue una parte esencial, hasta el punto de que es difícil imaginar a otra actriz en su lugar. Rear window (La ventana indiscreta), Alfred Hitchcock Pillow talk (Confidencias a medianoche), MIchael Gordon, son buenos ejemplos.

 


En la última etapa de su carrera las películas destacadas y las nominaciones sin premio final fueron numerosas: A hole in the head (Millonario de ilusiones), Frank Capra, The misfits (Vidas rebeldes), John Houston, Birdman of Alcatraz, John Frankenheimer, A new kind of love, Melville Shavelson y Boeing, Boeing, John Rich

Cuenta Frank Capra en sus memorias sobre la relación Frank Sinatra, los restantes actores, Eleanor Parker, Edward G. Robinson, Thelma Ritter, Carolyne Jones, la productora y él mismo. Trascribo lo referente a Ritter: 

La última en marcharse fue Thelma Ritter, esa actriz de carácter de primera magnitud. Se inclinó, me rodeo el cuello con los brazos y susurró en mi oído: "Dígale a Robinson que va a apestar. Y yo voy a apestar, Sinatra va a apestar, usted va a apestar.¡Y la película va a apestar! Aguarde y verá". Pero Capra, hombre inteligente, de gran capacidad profesional, experto en moverse entre egos desmesurados y caracteres susceptibles, supo controlar dentro de lo posible las sensibilidades de unos y otros. La noche del primer pase previo de la película, Ritter se le acercó y rodeándole con sus brazos le susurró: "Oh, Frank... Es tan maravilloso, tan maravilloso... Me siento tan orgullosa de formar parte de ello..."
La sangre nunca llegó al río en A hole in the head:
Parker, Sinatra, Robinson, Jones, Capra y Ritter
The misfits, 1959. Ocho años después de As young as you feel
Marylin es una estrella, pero su mirada a Thelma es elocuente. 
No podía imaginar Ritter que sus compañeros morirían tan pronto.
Con Burt Lancaster, en, Birdman of Alcatraz


 


2 comentarios:

  1. Sin dudarlo, considero a Thelma Ritter la mejor actriz secundaria que ha tenido el cine de Hollywood en toda su historia. Y no me olvido de otras grandes actrices como Ethel Barrymore, Anne Revere o Mercedes McCambridge. Bastaría que tuviéramos en cuenta sus trabajos en "EVA AL DESNUDO", "MANOS PELIGROSAS" y "VIDAS REBELDES" para reafirmarnos en ello. Pero estuvo estupenda en muchas más, incluso en algunas que no merecían su presencia.

    ResponderEliminar
  2. A veces, buscando información sobre alguien o algo, se olvida uno de que puede tener la información -o parte de ella- en su propia biblioteca. Me ha pasado con Thelma Ritter: una opinión sobre ella de Walter Reisch, guionista y director austríaco que emigró a Estados Unidos cuando los nazis se convirtieron en una amenaza real. Lo añadiré porque precisamente él fue un personaje clave en la carrera de Ritter.

    ResponderEliminar