domingo, 18 de diciembre de 2016

MARSHA HUNT 99


Dentro de unos meses, MARSHA HUNT cumplirá 100 años. La noticia aparecerá en casi todos los medios de comunicación. Muchas de las informaciones estarán confeccionadas de prisa y corriendo, mirando Wikipedia para ver de quién se trata y qué hizo, o directamente y sin ningún escrúpulo, copiando lo que ha escrito otra persona, sea a través de su conocimiento de la actriz o de su propia labor investigadora. Otros trabajos estarán hechos a conciencia y con conocimiento real de la persona; sea dicho conocimiento reciente o venga de antiguo. Cualquier posibilidad es algo habitual y que se da tanto en medios de comunicación importantes o prestigiosos como en los de escasa difusión. Se dirá que fue actriz de Cine y Televisión, activista, que cayó en desgracia, que es la última superviviente de la Edad Dorada de Hollywood... Habrá quien comentará que iba en el grupo que viajó a Washington (se enterará en ese momento) con Humphrey Bogart, Lauren Bacall, John Houston, grandes luchadores, personalidades con carácter en cualquier circunstancia, que defendieron a sus compañeros acusados en la Caza de Brujas de finales de los 1940s y principios de la década siguiente… Bla, bla, bla



Sí, sí, todos regresaron a Hollywood, pero Bogart, Bacall y Houston, entre otros, siguieron trabajando —The african queen (La reina de Africa), 1951—, mientras Marsha Hunt siguió… pero opinando lo mismo que en el viaje de ida a Washington y fue a parar de cabeza a una Lista Negra y al ostracismo durante varios años, como otras personas que no renegaron de sus principios.

Mientras llega el momento de celebrar el acontecimiento, me adelanto un poco al aniversario y coloco aquí unas fotos de esta extraordinaria mujer. De su "antes" y de su "después reciente", en donde se puede comprobar que hay personas que con el paso de los años no pierden ni un ápice de su encanto personal y de su atractivo, sin necesidad de perder la cabeza y convertirse en alguien irreconocible.






 MARSHA HUNT es una persona de convicciones firmes y con coraje sobrado para defenderlas, cualesquiera que fuesen las consecuencias que pudieran acarrearle. Recordando las palabras de la escritora Frederica Sador Maas dedicadas a quienes le hicieron la vida muy difícil, Marsha también podría decir:

“Estoy viva y coleando y, bueno, hijos de puta, estáis bajo tierra mientras yo he vivido hasta los 99”.  

Sin embargo, a pesar de lo pasado, en Enero de este mismo año decía en una entrevista:

"Creo que soy, sin lugar a dudas, la persona más afortunada que he conocido".

Así es ella, camino de los 100.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada