miércoles, 23 de septiembre de 2015

LA OTRA CASABLANCA: LOS NO EXILIADOS

ACLARACIÓN SOBRE EL ARTÍCULO 
"LA OTRA CASABLANCA"
Hace unos días publiqué una página de mi libro "Un Hollywood muy personal... y deportivo", en el que escribía sobre Michael Curtiz y algunos cineastas, no necesariamente intérpretes, que participaron a diversos niveles en Casablanca.

Algunas personas habrán podido pensar que yo también había incurrido en uno de esos errores garrafales sobre los que he escrito en diversas ocasiones; al no encontrar entre ellos algunos muy significativos, como Hal B. WallisClaude Rains, Sidney Greenstreet, Max Steiner, Arthur Edeson y Dooley Wilson. Pero no es ese el caso, aunque confieso que en un momento de ofuscación yo mismo llegué a pensarlo, pero me centré en el contexto de todo lo que había escrito en su momento y la duda momentánea desapareció: el apartado dedicado a Casablanca estaba dentro del capítulo dedicado a los exiliados europeos en Hollywood en la década de los 30s del pasado siglo. De ahí que los que cito en este artículo no estuvieran: ellos no eran exiliados; aunque sí pude haber citado a los guionistas, los hermanos Epstein y a Madeleine Lebeau. Si no lo hice fue porque su actividad se desarrolló principalmente a partir de la década de los 40s, estando centrado el libro en la década anterior. 


Para completar el "cast" de la película, yendo más allá del tema de los cineastas exiliados, escribo sobre las "ausencias" mencionadas. La reseña se ciñe exclusivamente a su participación en Casablanca. Ya habrá tiempo de dedicar más espacio a personalidades como Claude Rain o Max Steiner, que por sí solos merecen un apartado especial.

HAL B. WALLIS



Un excelente productor, que desarrolló su trabajo en Warner Brothers hasta que sus diferencias de criterio con Jack Warner le hicieron abandonar el estudio, para convertirse en productor independiente. Fue él quien rescató un argumento que deambulaba por diferentes estudios sin que nadie lo aprovechara para convertirlo en una de las películas más recordadas de la Historia del Cine. 

MAX STEINER
El compositor más prolífico de la historia del cine, con un capacidad de trabajo increíble. Llegó a Estados Unidos concluida la Primera Guerra Mundial como inmigrante, no como exiliado. Triunfó de inmediato como lo había hecho en su país de origen. Autor de extraordinarias bandas sonoras se le recuerda principalmente por la de Gone with the wind, (Lo que el viento se llevó), que a pesar de estar nominada para el Oscar no lo ganó.


CLAUDE RAINS
Dice Wikipedia: 
"Podemos considerar a Claude Rains como el paradigma de los llamados actores secundarios de los que a menudo se recuerda su rostro pero no su nombre, interpretando papeles en los que parecía ser el protagonista, incluso aunque sólo apareciera unos minutos en pantalla."

No voy a enmendar la plana a nadie. Quien haya visto la película juzgará por sí mismo. Simplemente añado una foto de Rains en una de las diversas películas en que fue protagonista. 

La Cleopatra que le acompaña no se si fue la mejor,
pero... Obsérvese la mirada de la niña.

Claude Rains y Vivien leigh

SIDNEY GREENSTREET 
Se ajusta mejor a la definición de actor secundario, de reparto o de carácter, como se prefiera calificar a este tipo de intérpretes, sean masculinos o femeninos. Perfectos para cualquier director porque siempre están en su sitio, no hay que decirles prácticamente nada y dan seguridad a los protagonistas.


ARTHUR EDESON
Una  larga carrera que se extiende desde los principios del Cine Mudo hasta finales de los 40s, con tres premios de la Academia a la mejor fotografía: 1929, In old Arizona (En el viejo Arizona), 1930 All quiet on the western front (Sin novedad en el frente) y 1943, Casablanca.



JOY PAGE
Era hija de la estrella del cine mudo Don Alvarado. Su madre se casó en segundas nupcias con Jack Warner, máximo ejecutivo de Warner Brothers, lo cual no le sirvió para hacer carrera en el Estudio.




DOOLEY WILSON
Es un caso curioso porque en realidad era cantante y su especialidad era la batería. Fue doblado por otro pianista y, para más inri, cantó con play back.


MADELEINE LEBEAU 
Esta actriz francesa era exiliada, pero no por causas políticas o porque fuera judía, sino porque lo era su marido, Marcel Dalio, que también intervino en la película, pero sin acreditación.




2 comentarios:

  1. Todo ha quedado en su sitio, Eugenio, y perfectamente claro.

    ResponderEliminar
  2. Algunos de los blogs o páginas del Fb que sigo, de personas muy concienzudas y rigurosas, me han hecho ser todavía más cuidadoso con lo que escribo, de ahí que continuamente repase e incluso corrija cosas anteriores. Por cierto, las sigo porque además de estar bien hechas y ser rigurosas, son entretenidas.

    ResponderEliminar