viernes, 6 de marzo de 2015

PROXIMAMENTE


Cineastas españoles en Hollywood con Louis B. Mayer.
Edgar Neville, José Crespo, Conchita Montenegro... 

LOS NUEVOS TRABAJOS a publicar en este blog estarán dedicados a los Cineastas Españoles que trabajaron en Hollywood durante la década de los 20s y los 30s del Siglo XX.

El término "cineasta" lo utilizo en su sentido más amplio, de forma que incluye todos los apartados, aunque sean actores y actrices quienes ocupen un espacio mayor, como Conchita Montenegro, María Alba, José Crespo o Antonio Moreno. También Edgar Neville, Enrique Jardiel Poncela y un extenso etcétera aparecerán, aunque en algunos casos de forma abreviada, por ser ya muy amplio el material dedicado a ellos.
Lo harán en un orden impredecible hasta para quien escribe, aunque es bastante probable que sean Conchita Montenegro (que hasta hace unos días tenía todos los números para ser la primera) o la barcelonesa María Alba (que tiene unos comienzos muy curiosos) quienes inicien este recorrido verdaderamente apasionante porque coincide en buena parte con la transformación Cine Mudo-Cine Sonoro (Silent-Talkie), no menos fascinante y de mucho mayor calado.

Forman lo que se podría denominar "La Colonia Española de Hollywood", que se formó a raíz de la implantación definitiva del Cine Sonoro y como consecuencia de la necesidad de los Grandes Estudios de conservar los suculentos ingresos provenientes del mercado hispanoamericano y, en menor medida, de otros mercados de habla no inglesa.
A partir de la bajada de ingresos provenientes de dichos mercados surgió la necesidad de producir versiones en otros idiomas. Versiones dobles, triples o cuádruples, que se rodaban simultáneamente, con parte del reparto o del equipo técnico distinto para cada versión, que en ocasiones resultaban problemáticos, por no decir caóticos. El doblaje acabaría con las versiones múltiples y con la Colonia Española.

Colonia que, en este caso, si que merece tal calificativo por la tendencia natural de sus integrantes a reunirse, en contraposición con las mal llamadas, "Colonia Inglesa" o "Colonia Alemana" (La pequeña Weimar), que nunca lo fueron. Como diría Boris Karlof, al ser preguntado sobre la colonia inglesa: "yo no diría tanto. Más bien, había muchos ingleses por allí..."

En cuanto a la alemana, debe tenerse en cuenta que sus integrantes eran mayoritariamente exiliados, no inmigrantes, de forma que no tenían intención de integrarse en un país y una forma de vida que no les atraía, aunque algunos lo hicieran.

En el caso español la Guerra Civil supondría la puntilla porque también en la ya disminuida colonia se formarían distintos bandos y algunos de sus integrantes regresarían a España.

Así, pues, en breve, o Conchita Montenegro, María Alba o José Crespo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario