domingo, 19 de octubre de 2014

THE NAME ABOVE THE TITLE

 "EL NOMBRE ENCIMA DEL TÍTULO" 
(FRANK CAPRA, título de su autobiografía)

3ª versión de "Ramona" (1928): estrella indiscutible. La canción original, cantada por Dolores, fue
nº 1 en las listas de éxito durante ocho semanas. 
(1ª versión, de Donald Crisp, con Adda Gleason;
2ª versión,cortometraje de D.W.Griffith).
 

4ª versión de "Ramona" (1936), el Nombre está debajo del título:
Loretta Young es un valor en alza pero no es una estrella.
El parón para ocultar que esperaba una hija de Clark Gable fue determinante. 

  
5ª versión de "Ramona", telenovela
(2000 Televisa, Kate del Castillo, dirección Alberto Cortés y Nicolás Echevarría)
Las 4 Vidas Cinematográficas de 
DOLORES DEL RÍO 









Quizá no son las fotos que mejor definen las "cuatro vidas" del título,
pero si son representativas de su evolución
y una prueba evidente de que los años no disminuyeron lo más mínimo
el atractivo natural de esta extraordinaria mujer.

La mayor parte de las fotos de este trabajo pertenecen a Corbis Images
 y están el formato especial para bocetos, con menor definición.

A
 veces, de tantos árboles como tengo delante, soy incapaz de ver el bosque. En el proceso de elaboración de "Un Hollywood muy personal" y en el posterior ajuste final de la obra, me sucedió; concretamente al decidir cuales eran los ejemplos más representativos de la relación entre Cineastas Deportistas Profesionales durante la década de los 30s del siglo XX.

Me limité a poner dos fotos de Dolores del Río, una jugando a tenis y otra, en pose, con un escueto comentario. La explicación puede estar en que tuve un tardío conocimiento de su verdadera dimensión profesional y personal y mi subconsciente me llevó a infravalorar sus méritos, basándome en recuerdos antiguos. 


Como todo aquello en lo que tomaba parte, fuera trabajo o afición,
Dolores se esforzó en aprender con un buen entrenador
compensar un comienzo tardío y hacerlo lo mejor posible dentro de sus posibilidades.

La primera vida cinematográfica de sus cuatro etapas profesionales, se desarrolló en Hollywood, aunque hay que puntualizar que tuvo dos partes, una en el Cine Mudo y otra en el Sonoro. Edwin Carewe, su descubridor, fue quien la convenció de que reunía condiciones para triunfar en Hollywood y la llevó, en compañía de su marido y a pesar de la oposición de las respectivas familias. Los principios, en First National no fueron fáciles, tanto es así que fue despedida a los pocos meses, pero Carewe era consciente de sus posibilidades y se solidarizó con ella, abandonando la productora, en la que llevaba varios años. Fueron contratados por Fox y se demostró que Carewe tenía razón; los éxitos llegaron, especialmente después de protagonizar "What price glory", dirigida por Raoul Walsh en 1926 y ganar ese mismo año el premio "WAMPAS Baby Stars" (Western Association of motion Picture Advertisers). 

De I. a D.: Dolores Costello, Vera Reynolds, Mary Astor, Marceline Day, Edna Marion,
Mary Brian, Fay Wray, Janet Gaynor, Sally Long, Joyce Compton,
Dolores del Río, Sally O'Neil y Joan Crawford.
Fue una convocatoria controvertida por seleccionarse actrices
que no se podían considerar como "promesas", como Mary Astor y Vera Reynolds.
En parte se debía a que el año anterior se había criticado la poca entidad de las elegidas.
En 1926, Joan Crawford, Janet Gaynor, Fay Wray, Dolores Costello
y la propia Dolores eran todavía "Baby Stars".
1925: primeros pasos en Hollywood: con su madre, Edwin Carewe (su descubridor),
RitaCarewe (hija de Edwin y acríz) y una amiga de la familia. (Foto Archivo Corbis).
 
En "The Edwin Carewe legacy Archive", blog; se puede encontrar
 una amplia y detallada información sobre este actor, director y productor.

1930: Ya se había producido la ruptura entre Del Río y Carewe,
que aparece en esta foto con el compositor Dimitri Tiomkin, ganador de varios Oscar
y compositor de numerosas bandas sonoras, aunque sea más recordado por los westerns:
"High Noon" ("Solo ante el peligro"), "OK Corral" ("Duelo de titanes") o "El Alamo" 
 

Jugando en la espalda de Rita Carewe

El paso de Mudo a Sonoro coincidió con la ruptura profesional con Edwin Carewe, tras el estreno de "Evangeline", parcialmente sonora. La carrera de Dolores se resintió, con fracasos en sus dos primeras películas totalmente sonoras, a pesar de estar casada con Cedric Gibbons, su mentor en MGM. 


Su tercera película sonora, "Bird of Paradise", 1932, 
producida por David O'Selznick (otro descubridor de talentos), lo cambió todo y su carrera fue en ascenso 
hasta finales de los 30s en que empezó un cierto declive, propiciado quizá por  
la falta de continuidad en un Estudio (MGM, RKO y Warner), 
películas poco apropiadas a su talento y un cierto cambio en los gustos del público.

Hago un inciso para comentar algo personal:

Cuando empecé a ser espectador consciente de lo que veía, la actriz ya estaba en su segunda etapa cinematográfica, en México; en películas dramáticas que, para los ojos de un niño en la edad de las aventuras, los westerns y las hazañas bélicas, suponían auténticos dramones. Mi "descubrimiento" de Dolores vendría de una manera harto peculiar. Me explico:

Ya treintañero, cada vez más cinéfilo y cansado de no encontrar un cartel (un "poster") de cine que fuera de mayor tamaño de los habituales y que me gustara, decidí confeccionar uno. Recorté cuanto material tenía procedente de revistas, portadas y contraportadas de fascículos de enciclopedias de cine que había coleccionado y cuanto cayó en mis manos, de cierta calidad y del tamaño adecuado. Durante semanas, por no decir meses, me dediqué a construirlo. Fui construyéndolo en el suelo de mi sala-despacho de la calle Provenza 89 de Barcelona, ocupando un considerable espacio -el que requería un Mural de 2x1,5 metros- y procurando que mis alumnos no lo pisaran sin querer. Y aquí apareció Dolores del Río, aunque en ese momento, con la foto en las manos, no la reconocí en su increíble atuendo de mujer-leopardo. Era una foto publicitaria de "Journey into fear" ("Jornada de terror" o "Estambul"), producción Mercury, RKO, dirigida por Norman Foster, montaje de Mark Robson, con Joseph Cotten, Orson Wells, Ruth Warrick, Agnes Moorehead y Everett Sloane


Lo de "dirigida por Norman Foster", puede que no sea del todo correcto porque
Orson Wells, como productor, es bastante probable que sembrara el caos en el rodaje
y se convirtiera en uno de los motivos para que Dolores se dijera aquello de, 
"hasta aquí hemos llegado", y decidiera regresar a México; más, si cabe, después de ver lo que la productora había dejado de su personaje en la edición de la película.

 
La imágen, colocada en el extremo inferior izquierdo del mural,
estaba muy lejos de las que recordaba de ella.
Este fragmento es un 5% del total y el trozo de manga de camisa
que se ve a la derecha es parte de un autorretrato con el mural a mi espalda.
 


Mi memoria me llevó a "Flying to Río".  
Bailando con Fred Astaire, aunque la película supondrá 
el lanzamiento de la pareja Fred Astaire-Ginger Rogers.
El nombre ya no está encima del título,
pero Dolores del Río sigue siendo la estrella.
En el Set de "Flying to Río".
 Sentada entre Ginger Rogers y Gene Raymond.

Relacionarse con Orson Wells debía ser enormemente gratificante en muchos aspectos, pero es posible que si exceptuamos a Joseph Cotten, no queda ningún actor o actriz de quien se pueda decir: "Orson Wells le convirtió en una estrella".

En el estreno de "Citizen Kane"

Orson Wells puede que fuera un genio del Cine,
pero también 
era capaz de hundir la carrera de sus esposas y amantes 

casi con el mismo empeño que la suya. Wells y el estancamiento de su carrera 
fueron los mejores argumentos para convencerla de que 
había llegado el momento de cambiar de aires.     

Abandonar Hollywood fue una decisión asumida a conciencia, en su intento de ser, según sus propias palabras, "actriz" antes que "estrella". Vista su trayectoria, con la perspectiva que da el tiempo transcurrido, se comprueba que no era del todo justa consigo misma en cuanto a la valoración de su carrera. Siempre fue una magnífica actriz, cualquiera que fuera el tipo de personaje que interpretase y la categoría de la película en la que lo hiciese. Su ductilidad le permitió moverse con idéntica naturalidad en todas ellas. 


Con Pedro Armendariz en dos personajes bien diferentes:
"María Candelaria" y "Flor Silvestre".
Con el pintor Diego Rivera y su esposa, la poetisa y pintora Frida Kahlo.

De nuevo en Hollywood, aunque no de forma permanente, y ya en su tercera vida de cine, sus papeles fueron de actriz de carácter; en películas notables, como esposa de un jefe indio en "Cheyenne Autumn" ("El gran combate"), de John Fordcomo madre de Elvis Presley en "Flaming Star" ("Estrella de fuego"), de Don Siegel
Con el director Don Siegel en el rodaje de "Flaming Star"

Con Elvis Presley

"Cheyenne Autumn", de John Ford:
el status de estella se mantiene.

En su cuarta vida cinematográfica, trabajaría en colaboraciones especiales en diferentes países, entre ellos España ("La dama del Alba", 1964, de Francisco Rovira Veleta), en TV en USA y México y en Teatro.

Con Juliette Villiard en  "La dama del alba",
 dirigida por Francisco Rovira Veleta en 1964.
Una mujer "culta,muy inteligente y divertida", en palabras de María Felix, la gran estrella de cine de los 40s y 50s. Quienes tuvieron oportunidad de tratarla pudieron comprobarlo. Algunas de ellas aparecen en las imágenes siguientes: 



Con su segundo marido, el diseñador Cedric Gibbons, en dos fotos:
1ª, con el director Fritz Lang, 2ª, con Douglas Fairbanks Jr. y Marlene Dietrich
Entre Orson Wells y Charles Chaplin

Jeanette McDonald, Dolores, Norma Shearer y Ernst Lubitsch, en 1939.


En 1929 se reúnen en una emisión de la Dodge Brothers Radio Hour,
 los máximos ejecutivos de United Artists para demostrar que las estrellas del cine mudo
 están en condiciones de afrontar el paso al Sonoro.
 Detrás: Alvin Kesley, de Dodge, Douglas Fairbanks y Joseph Schenck
. Delante: Dolores del Río, John Barrymore, Charles Chaplin, D.W.Griffith y Norma Talmadge.
 Ausente mary Pickford por la muerte de su madre.

Sea este breve escrito, pues, un intento nada exhaustivo de comentar aspectos de la vida profesional y personal de Dolores del Río, corregir el error cometido y el compromiso de que en una próxima revisión del libro que tengo prevista, tenerlo en cuenta, junto a otros aspectos de la obra sin duda mejorables.




2 comentarios:

  1. Un gran homenaje a una actriz a la que no se le ha hecho demasiada justicia, seguramente porque su primera etapa de esplendor en Hollywood queda demasiado lejana en el tiempo. Y ya se sabe que lo que no está en la órbita hollywoodiense no existe.

    A mí me pareció deliciosa en "Flying Down to Rio", pese a que todo el protagonismo, como era de esperar, recayó en la pareja de moda Astaire-Rogers. También su faceta como actriz de carácter en papeles posteriores es importante, así como su relación con personajes de la cultura mexicana como la doña María Félix, a la que citas en tu escrito, y el pintor Diego Rivera, que le hizo algún retrato.

    ResponderEliminar
  2. En España nunca fue valorada y hasta para la Crítica parecía no existir más que a partir de su etapa mejicana o de sus últimos trabajos en Hollywood. Las reposiciones en TV de las películas de la pareja Astaire-Rogers sorprendieron, al descubrir en "Flying down to Río" (joven y sofisticada) a una actriz que consideraban especializada en dramas. En el momento del estreno, Astaire era una figura del teatro musical, pero no del Cine, y Rogers empezaba a destacar pero no como protagonista. Ese musical, previsto para lucimiento de Dolores del Río, significó el lanzamiento de -en ese momento- dos secundarios. Dolores era en esa época una figura y, como suele ocurrir con los artistas de procedencia hispana, la crítica española (y los espectadores,también, no nos enagañemos) los subvaloró.

    ResponderEliminar